Te revelamos cómo hacer un cabecero tapizado paso a paso

Elegir el cabecero perfecto para nuestro dormitorio es una tarea, en ocasiones, un tanto complicada. En el mercado existen infinidad de modelos diferentes que se adecuan a los gustos y necesidades de todos los clientes.
De entre ellos, los cabeceros tapizados son los que están entre los más solicitados actualmente. Es por ello que hoy vamos a explicar cómo hacer un cabecero tapizado.

¿Qué materiales necesito?

El cabecero es una de las piezas que da personalidad a nuestro dormitorio y que juega un importante papel en la decoración del mismo. Si ya nos hemos decidido por un cabecero tapizado, podemos realizarlo nosotros mismos, únicamente nos hará falta algo de maña y unos cuantos materiales, que variarán dependiendo del estilo elegido.
Los artículos a utilizar en el diseño y fabricación de nuestro cabecero tapizado son los siguientes:
Un tablero de madera, si tienes algún tablón viejo guardado en casa mejor, ahorrarás costes.
Para dar la forma acolchada que acostumbran a tener los tapizados, necesitaremos un poco de espuma.
Una tela blanca y la tela con la que piensas dar el toque decorativo a tu cabecero. Tómate tu tiempo en la elección ya que de ello saldrá el fruto que tendrá como resultado final el aspecto de tu cabezal.
Y como no, imprescindible una grapadora que nos ayude a fijar las telas a la tabla.

Pasos a seguir para hacer el cabecero tapizado

sencillos pasos para hacer tu propio cabecero tapizado

Ahora que ya sabemos los materiales que nos harán falta en la elaboración de nuestro cabecero, vamos a ver cuáles son las pautas a seguir para llevar a cabo nuestro proyecto decorativo.
El primer paso a tener en cuenta son las medidas. Muy importantes es que el guateado o espuma elegido tenga unos centímetros de menos que la tela a utilizar para que la cubra correctamente. Aproximadamente unos diez centímetros serán suficientes.
¡A por las tijeras! Toca cortar el telar y doblar un poquito los sobrantes para darle un aspecto más curioso y que no se nos acabe por deshilachar el cabecero.
Con la tela y la espuma bien estiradas sobre una superficie lisa, coloca el tablón de madera sobre ella.
Grapa y tensa la espuma o guata y, acto seguido, realiza el mismo paso con las telas.
Remata bien los bordes y ya lo tendrás todo listo para colgar tu nuevo cabecero
Como podéis observar los pasos para realizar un cabecero tapizado son sencillos. Terciopelos, estampados, sea cual sea la alternativa elegida seguro que tu cabecero causará sensación entre tus amistades y familiares. Y lo mejor de todo, ¡el dinero que te has ahorrado!