Medida estándar de una cama, ¿las conoces todas?

Si bien es cierto que existe la medida estándar de una cama, hay que tener en cuenta que esta varía en base al país o al tipo de colchón. Como es evidente, el ancho de un colchón matrimonial no es el mismo que el de un colchón individual y en Venta de colchones baratos vamos a verlo detenidamente.

Cuál es la medida estándar de una cama

Estas son las medidas más habituales en colchones:

  • Medida estándar de una cama individual: 90 x 190cm. Es también llamada twin o single y hay que comprar estos colchones cuando son para una persona. Además, dependiendo del peso o altura, puede que sea incluso insuficiente y convendría comprar otro de mayor tamaño.

  • Medida estándar de una cama doble: 135 cm x 190cm. Estas eran las medidas que normalmente tenían los colchones de las camas de matrimonio pero últimamente el tamaño de los colchones dobles ha ido a más y este tipo de camas son utilizadas por personas adultas de manera individual.

  • Medida estándar de una cama matrimonial: 150 X 200cm. Con estas medidas ya tenemos unas dimensiones más que considerables para que dos adultos. Tú y tu pareja podréis dormir y cambiar de posición sin que vuestros movimientos queden restringidos.

  • Medida estándar de una cama king size: 180 x 200cm. Son colchones considerablemente más grandes que los anteriores, ideales para personas que miden y pesan algo más de lo normal o bien para los que disfrutan de los espacios más grandes.

  • Medida estándar de una cama presidencial: 200 x 200cm. Por mucho que busques, ya te aseguramos que no hay colchones más grandes. En España no suelen ser muy habituales, pero si se pueden encontrar.

Medidas estándar de camas en España

A diferencia de otros países como los nórdicos, en España solemos pasar directamente de la cuna al colchón individual para más tarde cambiar este último por una cama doble o una cama matrimonial. Pero, ¿por qué necesitamos aumentar poco a poco el tamaño de nuestro colchón? Por el espacio vital, es decir, porque necesitamos un espacio mínimo para dormir y este evidentemente varía con la edad.

Cuando somos bebés, nos bastará con unos 60 x 120 cm. pero habrá que incrementarlos hasta los 90 x 200cm. en el momento en el que pasamos a la etapa juvenil. Cuando somos adultos, nos hará falta un mínimo de 135 x 200 cm., pero si dormimos con alguien entonces lo mejor es uno de 150 x 200cm. Solo en aquellos casos en los que se dispone del espacio suficiente en casa se puede recurrir a la cama de 180 x 200c., ¡todo un lujo!

Para terminar, hay que destacar que aunque hay colchones intermedios, como el de 80 x 190cm, y colchones superiores, como el de 200 x 200cm., no son comunes en nuestro país. Así que, si estás buscando el tuyo, estos tamaños serán los más fáciles de encontrar. Dicho esto, ya sabes. Elige uno u otro en base a la estatura y al peso de la persona que vaya a utilizar la cama, ¡y verás como no se le queda pequeña!