Cuándo cambiar el colchón: 8 señales inequívocas

La sensación que se obtiene después de descansar sobre un colchón nuevo es casi indescriptible, pero el bienestar que genera no dura para siempre. Si comienzas a preguntarte cuándo cambiar el colchón es porque, probablemente, el tuyo ya tiene varios años y quizás es el momento de renovarlo. Estos son los aspectos a los que tienes que prestar atención para saber si ha llegado el momento de cambiar de cama.

Cómo saber si tengo que cambiar mi colchón

1. Tiempo del colchón: mucha gente se pregunta cada cuánto hay que cambiar el colchón y aunque la respuesta más común es cada diez años hay que tener en cuenta que no conviene apurar al máximo. Si tu cama tiene ocho años quizás ha llegado la hora de comprar uno nuevo. Aunque Hay varias razones para ello, la más importante es que los materiales con los que fue fabricado muy probablemente ya superaron su vida útil.

2. Cambios corporales: subir o bajar de peso, el embarazo, problemas de salud asociados a la vejez, lesiones deportivas o simplemente un cambio de etapa vital (como el paso de de la adolescencia a la adultez, por ejemplo) pueden requerir de un cambio de colchón para encontrar uno que se adapte mejor a ese nuevo momento.

3. Deformación del colchón: el sobrepeso, dormir siempre del mismo lado o materiales de mala calidad pueden influir en la forma del colchón. Como consecuencia, pueden comenzar a sufrirse problemas relacionados con el sueño o molestias físicas, como dolor de espalda o dolor cervical, solo por mencionar algunos. Si el colchón tiene marcas, hoyos o pequeñas elevaciones significa que ya perdió su forma original. Por lo tanto, hay que sustituirlo por uno nuevo.

4. Desgaste del somier: si el somier ya cumplió su vida útil o llega a presentar algún fallo, también puede afectar al colchón y esto puede llegar incluso a deformarlo. A la hora de comprar una cama hay que plantearse la posibilidad de cambiar todo el sistema de descanso porque, si vas a comprar un colchón nuevo, deberías también adquirir unsomier que garantice su perdurabilidad.

5. Necesitas una cama auxiliar: si vas a tener un cuarto de huéspedes o vas a ampliar el número de camas disponibles en tu casa, es momento de organizarte para comprar un colchón nuevo. En este caso, un colchón asequible puede ser una buena idea, ya que no tendrá tanto uso como el de la habitación principal.

6. Alergias: si al acostarte en tu cama comienzas a estornudar, puede ser una señal de que hay ácaros y/o alérgenos en el colchón. Si el colchón no es de látex, entonces el problema puede empeorar y lo recomendable es cambiar de colchón y asegurarse que, además de buena calidad, la nueva cama tenga tratamiento antiácaros o antialérgico.

7. Incomodidad: si al dormir en otro colchón distinto al habitual duermes mejor, te levantas con mejor ánimo o alguno de tus malestares físicos disminuyen, tal vez debas confirmar si tu colchón viejo ya superó su vida útil y debas cambiarlo.

8. Mudanza: si vas a cambiar de residencia y vas a invertir en muebles, lo ideal es aprovechar para comprar un colchón nuevo. De nada servirá tener el mejor sofá si tu lugar de descanso está desgastado o te genera dolores de espalda. Recuerda que si inviertes en un colchón de excelente calidad no tendrás que preocuparte por ello en un buen tiempo, siempre y cuando le des el uso y mantenimiento adecuado.

Consejos para comprar un colchón

Ahora que ya conoces las señales que te indican cuándo cambiar el colchón y, efectivamente, ha llegado el momento de hacerlo, es recomendable tener en cuenta algunos consejos que puedan ayudarte a hacer la mejor elección:

  • Mide la habitación donde se colocará el colchón: de esta manera podrás elegir uno cuyas dimensiones sean acordes al lugar donde va a estar.

  • Revisa la densidad del colchón: hay personas a las que les encantan los colchones blandos, pero para otras esto puede ser demoledor para su espalda. Elige uno que se adapte fácilmente a tu cuerpo para que puedas descansar de manera óptima.

  • Elige un colchón que te aporte confianza con todo tipo de tratamientos antiácaros y antialérgicos.

¿Te hemos sido de ayuda? ¡Seguro que sí! Si crees que ha llegado el momento de hacer este desembolso, elige entre nuestra oferta qué colchón se adapta más a ti y, ¡cómpralo ya a un precio más que atractivo!