¿Cuánto mide un colchón para litera?

Una litera suele ser la solución ideal para ganar espacio en habitaciones pequeñas, pero para comprar la más adecuada debemos prestar atención a sus dimensiones y características, que además también deben responder a las necesidades de los durmientes. ¿Estás pensando en comprar una litera? ¿Ya tienes una y necesitas colchones nuevos? En Venta de colchones te decimos cómo elegir un colchón para litera.

Cómo elegir un colchón para litera

En primer lugar, antes de elegir un colchón para litera es importante tener claras las dimensiones del mueble en caso de que se tenga. Un colchón jamás debe dejar un espacio libre superior a los 7,5 cm. en ninguno de sus lados. Debe quedar bien encajado en la litera para evitar deslizamientos que pueden causar accidentes.

Así pues, la medida estándar de un colchón para litera es de 90cm. de ancho x 190cm. de largo, es decir, lo más común es comprar un colchón individual. No obstante, no es la única opción. Las medidas de los colchones infantiles pueden ser también de 60 x 130 cm. o incluso de 80 x 190 cm. de ancho.

El grosor también es un elemento a tener en cuenta antes de comprar un colchón para litera. Si el colchón es para niños de hasta seis años y menos de veinte kilos de peso, un colchón de entre 12 y 18 cm. puede servir. A partir de esa edad y hasta la adolescencia, lo mejor será optar por un colchón de unos 20 cm. de grosor. En colchones juveniles, ya se pueden considerar las medidas de adultos, que van desde los 23 cm. en adelante.

En el mercado se encontrarán también colchones de entre 13 y 17 cm. de grosor, pero en esos casos lo mejor es usarlos como colchonetas o como colchón inferior de camas nido. No necesariamente son de mala calidad, pero ese grosor no resiste ni el peso ni el uso continuo que le da un niño a su cama cuando juega sobre ella.

Respecto a los materiales, puesto que generalmente serán colchones para niños lo más conveniente es recurrir a aquellos que cuenten con tratamientos antiácaros y antialérgicos pues, como los peques son más delicados, toda precaución es poca.

La firmeza debe ser otra característica a considerar y lo recomendable es que sea medio-dura. Al estar en una etapa de crecimiento, los niños necesitan un soporte muy firme para que su espalda pueda desarrollarse correctamente y esta es la mejor opción.

Además, es importante considerar que el colchón para litera sea transpirable, ya que los niños tienden a sudar mucho durante la noche y si el equipo de descanso tiene la ventilación apropiada, se evita la condensación de humedad y la posibilidad de que los ácaros y otros microorganismos se reproduzcan. Asimismo, cuando los niños son muy pequeños, tienden a manchar colchón. Por ello, lo recomendable es que el colchón para litera tenga funda protectora desenfundable. Así será más fácil de limpiar.

Una vez que hayas decidido qué colchón para litera comprar, recuerda que aunque sea usado por niños o jóvenes (o precisamente por eso) requiere el mismo mantenimiento que un colchón de adulto. Debes voltearlo cada tres meses, ventilarlo al menos cada seis meses y evitar hacer la cama inmediatamente. Hay que dejarlo respirar para que libere el calor que haya retenido durante la noche.