¿Por qué hay personas que pueden dormir con los ojos abiertos?

¿Sabías que hay personas que pueden dormir con ojos abiertos? Aunque si bien es cierto que esto no es demasiado habitual, es muy probable que te hayas encontrado con ellas a lo largo de tu vida.

Es algo que de entrada puede impresionarnos bastante, pero lo cierto es que existen muchas explicaciones sobre este tipo de fenómeno. Vamos a ver algunas de ellas.

Causas de dormir con ojos abiertos

Trastornos/traumatismos: Una de las causas más habituales de dormir con ojos abiertos o semiabiertos es haber tenido algún golpe desde la infancia o bien alguno más grave en la edad adulta. El hecho de no tener la capacidad de cerrar los ojos de manera involuntaria puede ser muy grave, ya que será más fácil que se produzcan irritaciones e infecciones.

Sueño inmediato: Algunas personas, si bien están muy cansadas o bien tienen algún tipo de trastorno del sueño, pueden llegar a quedarse dormidas de un momento otro, sin que ni tan siquiera se den cuenta. En estos casos, es habitual “dormir con los ojos abiertos”. Afortunadamente, esto tiene fácil solución: respetando la rutina del sueño, y descansado lo suficiente, evitaremos que esto pase.

Contraindicaciones de cirugías plásticas: Si recientemente nos hemos sometido a una cirugía plástica, y desde entonces mantenemos los ojos abiertos o semi-abiertos al dormir, deberíamos contactar de inmediato con el cirujano.

Trastornos mentales: También se ha demostrado que hay casos en los que los sujetos que duermen con los ojos abiertos tienen algún trastorno mental, cómo puede ser una depresión, estar viviendo unas situaciones muy estresantes o agobiantes. Es como si el propio cerebro no pudiera desconectar lo que debería cuando nos quedamos durmiendo, haciendo que de forma involuntaria nuestros ojos queden abiertos.

Como se soluciona el problema de dormir con ojos abiertos

Es importante considerar la gravedad de este trastorno; si los ojos no se cierran por completo, las lágrimas no cubrirán por completo la córnea, esta no se mantendrá húmeda, no estará limpia y no podrá servir como filtro ante los diferentes agentes del entorno.

Cuando este trastorno está relacionado con los nervios faciales, hay que acudir al especialista para que evalúe la situación. Cómo ya hemos comentado anteriormente, este problema puede ser el resultado de, o bien una cirugía plástica mal ejecutada, o bien de una contraindicación de la misma.

El problema de este trastorno es que es difícil darse cuenta de que lo tenemos; a no ser que, casualmente, una persona con la que dormimos nos alerte de ello, es posible que estemos durmiendo así durante hace ya mucho tiempo, y no seamos conscientes de ellos. Si experimentamos sequedad en los ojos al levantarnos, los tenemos irritados de forma habitual, o tenemos problemas relacionados de manera continuada, es sinónimo de que algo raro está pasando, por lo que actuar de inmediato sobre la causa del problema es clave.