¿Por qué duermo pero no descanso bien?

Esta es una pregunta que se hacen muchísimas personas tras dormir. La sensación al levantarse es de que sí, han dormido un número X de horas, pero se despiertan con notando que no han descansado correctamente, se encuentran cansadas nada más levantarse y es una sensación incómoda de la que no pueden desprenderse a lo largo del día.

Vamos a tratar de llegar a la raíz del problema y analizar las cuestiones por las que puede ser que no estés descansando adecuadamente en tus horas de sueño. Es posible que te encuentres a continuación con algún hábito o alguna rutina que estás llevando a cabo y que es la causante de que no descanses adecuadamente.

Errores que hacen que duermas pero sigas cansado

En ocasiones desarrollamos rutinas que asumimos como normales, ya sea porque estamos muy acostumbrados a ellas o bien porque pensemos incluso que son positivas para nosotros pero que realmente perjudican a la calidad de nuestro sueño, vamos a echarle un vistazo a las que comúnmente suelen afectar a nuestro descanso.

Practicar deporte por la noche: A pesar de que pueda parecer que practicar deporte por la noche puede resultar beneficioso para nuestro descanso, es posible que termine por provocar que durmamos peor. Si bien es cierto que practicar deporte tiene muchos beneficios para nuestro organismo y también puede ayudar a nuestro descanso, si practicamos ejercicios muy intensos antes de irnos a dormir, probablemente terminen por alterar nuestro descanso. Si somos de esas personas que dormimos pero seguimos cansados y hacemos deporte por la noche, lo ideal sería probar a hacer deporte en otro momento del día para poder valorar si el deporte está influyendo negativamente en nuestro descanso.

Utilizar aparatos electrónicos antes de dormir o en la cama: A pesar de que hay diferentes estudios que indican que las ondas que generan los aparatos electrónicos no son perjudiciales para los humanos, lo cierto es que utilizar aparatos electrónicos antes de dormir pueden favorecer que no descansamos adecuadamente, por un lado pueden propiciar una actividad mental que hagan que soñemos mucho y no descansemos, y por otro lado consumir entretenimiento de forma continuada antes de dormir tan solo generará más actividad cerebral e impedirá que lleguemos antes al estado de relajación idóneo para dormir y descansar bien.

Cenar abundantemente: Esta suele ser una costumbre típica de las personas que no descansan adecuadamente, las cenas copiosas que necesitan de una digestión más larga de lo normal son un problema ya que van a requerir que nuestro organismo se centre en la digestión y de esta forma nuestro cuerpo no podrá centrarse en las diferentes fases de sueño necesarias para poder descansar y dormir bien.

Tienes un colchón que tiene demasiados años: El ambiente en el que dormimos es fundamental, y el pilar de dicho ambiente es el colchón, si no conamos con un colchón adecuado difícilmente vamos a poder descansar como es debido. Los colchones que tienen muchos años han perdido firmeza y calidad, y para poder descansar bien necesitamos un colchón en perfectas condiciones que nos permita disfrutar cómodamente de nuestra cama.

no puedo dormir

Pautas para dormir bien y profundamente

Para tratar de dormir bien y profundamente es recomendable seguir una serie de pautas que nos ayudarán en la tarea de descansar bien.

Lo primero es tener un entorno adecuado, nuestra habitación debe ser tranquila, sin elementos perturbadores como televisiones o tablets, y además, muy importante, tenemos que tener un colchón en buenas condiciones que favorezca que nuestra postura sea correcta y que no tengamos malestar mientras dormimos.

Una vez que estamos en la cama o incluso de forma previa, podemos probar a realizar algunos ejercicios de respiración y relajación que nos permitan entrar en un estado de relajación para que tan solo tengamos que disfrutar de la calidez y confort de nuestra cama.