Espasmos al dormir: ¿por qué se producen?

Los espasmos al dormir son más habituales de lo que pensamos, le ocurre a una gran parte de la población y pueden aparecer de forma esporádica en determinadas épocas de nuestra vida y luego remitir.

El nombre técnico para estos espasmos es “espasmos mioclónicos”, se trata de espasmos musculares involuntarios que ocurren cuando entramos en un estado de relajación. Lo que está ocurriendo es que a medida que vamos profundizando en las etapas del sueño, nuestro cerebro libera estímulos nerviosos que son los que favorecen que alguna de nuestras piernas o nuestros brazos generen estos espasmos en forma de sacudidas incontrolables.

Los espasmos al dormir son una especie de síntoma que manifiesta que nuestro cuerpo está pasando a un estado de parálisis, digamos que es una especie de cortocircuito entre un estado en el que podemos controlar los movimientos de nuestro cuerpo, y el estado de sueño en el que nuestro cuerpo va a permanecer paralizado la mayor parte del tiempo, como si estuviese inactivo.

No hay un consenso claro sobre qué los produce.

Lo cierto es que no está del todo claro por qué se producen los espasmos, si bien es cierto que se ha identificado al cerebro como el elemento que genera que se produzcan estas sacudidas, no se sabe muy bien por qué ocurre.

Estos espasmos se producen en la primera fase del sueño, cuando comenzamos a quedarnos dormidos, es curioso pero puede llegar a ocurrir que dependiendo de lo fuerte que se den estos espasmos, pueden llegar a despertarnos, se trata de algo curioso ya que a través de un comportamiento totalmente involuntario de nuestro cuerpo, nos despertamos a nosotros mismos, parece una contradicción ya que lo que estamos tratando de hacer es quedarnos dormidos y es nuestro propio cuerpo el que mediante una reacción involuntaria nos despierta.

El espasmo mioclónico se asocia a una sensación de caída que se produce en esas primeras fases de sueño, incluso se produce cierta aceleración de la respiración y el pulso en los momentos previos a que se produzca.

A pesar de que no hay un consenso claro sobre los elementos que lo pueden producir, si que se sabe que el estrés, el ejercicio de fuerza y diversos estimulantes como la nicotina o la cafeína pueden estar directamente relacionados con estos espasmos.

espasmos al dormir

¿Puede ser perjudicial?

No hay nada que indique los espasmos mioclónicos son perjudiciales o pueden ser perjudiciales para nuestro organismo, al contrario, se trata de una manifestación normal de nuestro organismo que está reaccionando de una forma concreta a una situación particular que se puede producir en ciertas ocasiones. Tenemos que tener en cuenta que se estima que los espasmos de este tipo afectan entre a un 60% y un 70% de la población, lo que los convierte en una situación muy extendido y muy popular entre la población en general. Normalmente se toma como un elemento no relacionado con cualquier otra dolencia o enfermedad, se le atribuye un carácter benigno y no es indicador de que se puedan producir posteriormente otras enfermedades o situaciones complicadas.

Si bien es cierto que a priori tiene un carácter benigno, si que es cierto que si se produce de forma exagerada y muy repetida, podría llegar a ser conveniente visitar a nuestro médico de cabecera para que nos realicen las pruebas pertinentes, por lo demás, se trata de un efecto que puede resultar algo incómodo, sobre todo en caso de que se produzca frecuentemente y durmamos acompañados, pero lo ideal es que se quede simplemente en una divertida anécdota más de la noche.