Somniloquia: hablar mientras duermes

Es posible que alguna vez tu pareja te haya dicho que has hablado mientras estabas dormido. Este fenómeno es conocido como somniloquia y es muy común; de hecho, es raro que alguna persona no lo haya hecho en alguna ocasión a lo largo de su vida.

Básicamente es un tipo de trastorno del sueño que hace que hablemos mientras dormimos de una forma inconsciente. Vamos a tratar este tema en detalle.

¿Por qué hay personas que hablan mientras duermen?

Dentro de la somniloquia podemos encontrar diferentes tipos: desde aquellas personas que emiten sonidos o palabras que no se pueden distinguir, hasta aquellas que son capaces de pronunciar largas frases perfectamente inteligibles.

Lo más curioso de todo es que son muchas personas las que se asustan al darse cuenta de que el soñante habla con una voz muy diferente a la que tiene habitualmente.

Aproximadamente de 5 a 8 de cada 10 niños y adolescentes experimentan algún grado de somniloquia. En adultos también se puede producir, aunque en menor grado ya que es un comportamiento que irá desapareciendo con el paso del tiempo.

Los expertos se dividen entre el significado que puede tener la somniloquia y si el mensaje quiere decir algo: en muchas ocasiones, lo que estamos diciendo no es más que el resultado de una experiencia que hemos vivido, y que se ha puesto en marcha porque hemos recibido algún estímulo mientras dormimos, bien por nuestros sueños, o bien por algo que sucedió en nuestra casa (por ejemplo, un ruido, cambios de temperatura…).

En otras ocasiones parece que se dan al azar, principalmente relacionados con sueños intensos en los que estamos metidos. Es por ello, por lo que no conviene darle demasiadas vueltas.

Evitar hablar estando dormido

Lo cierto es que la somniloquia no suele ser un problema demasiado grave y raras veces precisará de algún tipo de tratamiento. Ahora bien, algunas personas hablan de forma recurrente, en volúmenes elevados, o bien pueden tener miedo de desvelar ciertas cosas.

En ciertas ocasiones, la somniloquia es un síntoma de que algo grave está pasando en nuestra mente (por ejemplo, puede ser que estemos deprimidos, con mucho estrés acumulado, desarrollando una cierta ansiedad…); será en estos casos cuando deberíamos de ir a un psicólogo para que pudiera evaluar nuestra situación en detalle, y proceder con algún tipo de terapia en el caso de que lo considerase necesario.

Cómo normalmente se asocia con el estrés, una buena manera de enfrentarse a este trastorno es creando una serie de hábitos que nos ayuden a relajarnos: por ejemplo, un buen recurso puede ser tomarnos un baño relajante antes de meternos en la cama, beber un vaso de agua caliente, incluso hasta ver una serie o película para evitar pensar en nuestros problemas.

Se recomienda evitar el consumo de sustancias estimulantes a partir de las 5 de la tarde, como el café o derivados, además de seguir siempre las mismas rutinas de sueño.

Ahora ya sabes que es la somniloquia y cómo evitarla.