Te desvelamos cuáles son las medidas para cama matrimonio más idóneas

Pese a ser una de las estancias de la casa en la que pasamos menos tiempo, ya que al contrario que el salón o la cocina, el dormitorio de matrimonio suele ser utilizado únicamente a la hora de irse a dormir, cada vez se presta más atención a la decoración y las prestaciones de este cuarto. Las medidas de la cama matrimonio son una de esas cuestiones a las que hombres y mujeres dan mayor relevancia a la hora de hacerse con un nuevo dormitorio.

¿Existen medidas estándar para camas de matrimonio?

Al hacernos con una habitación de pareja comienzan las dudas en lo que respecta a la cama, ya no únicamente en cuanto a las tendencias actuales del mercado, sino también con respecto a las medidas de la misma.
A este respecto, los compradores que se están estrenando en el mundo del mobiliario se preguntan si existen medidas estándar para camas de matrimonio. La respuesta, indudablemente, es sí, aunque cabe señalar que el largo y ancho de las camas que acostumbramos a usar los españoles son diferentes a las de otros países.
El tamaño estándar de una cama matrimonial es aquel que maneja medidas en centímetros de 135×190 o 150×190, siendo ésta última la más utilizada por la amplitud de espacio que permite para dos personas.
Los largos pueden variar también entre medidas que van desde 180 a 200, siendo la más habitual la de 190, y con pocos adeptos los 180 cm que apenas dejan espacio para estirar las piernas correctamente si destacas un poquito en altura.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir cama de matrimonio

descanso y confort
Sin embargo, es importante tener en cuenta una serie de factores al elegir el tamaño de nuestra cama de matrimonio. Una cama con 135 de ancho permitirá que los dormitorios más pequeños tengan espacio para poder colocar otras piezas fundamentales en la habitación, como son armarios, mesillas o cómodas.
De igual manera conviene resaltar que existen otra serie de medidas cama matrimonio que, sin ser habituales en el mercado, pueden conseguirse en tiendas especializadas. Ejemplo de ello son las camas queen size de 160 o 180 de ancho por un largo que puede llegar hasta los 2 metros. Evidentemente, para este tipo de camas hay que disponer de espacios amplios.
Otra alternativa son las conocidas con el término king size o camas de lujo, con un coste un poco más elevado que las tradicionales y que se caracterizan por alcanzar los dos metros de largo y ancho. Si eres una persona de estatura por encima de la media, sin lugar a dudas, has encontrado la opción ideal para dormir cómodo.
¡No prives a tu cuerpo de disfrutar de la calidad del sueño, elige un colchón acorde a tus necesidades tanto en materiales como en medidas!