Mejores colchones para camas articuladas

Las camas articuladas pueden ser muy útiles en los casos que ameritan dormir o descansar en planos distintos al horizontal porque, además de brindar mayor bienestar al durmiente o usuario del equipo, aportan mayor comodidad al personal médico y los cuidadores. Sin embargo, la elección del colchón es un aspecto muy delicado a tener en cuenta ya que si se compra uno que no toca se puede hacer que se deteriore con facilidad y, por lo tanto, se pierde la inversión. ¿Quieres saber cuáles son los mejores colchones para camas articuladas? En Venta de colchones te vamos a ayudar. Pero antes que nada, tengamos claro unas ideas previas:

Qué son las camas articuladas

Se tratan de equipos de descanso compuestos por un colchón y un somier cuya disposición puede variar permitiendo el uso en diferentes planos (de tres a cinco) según la necesidad del durmiente. Esto permite lograr posiciones que involucren la elevación de tronco, la elevación de piernas o la elevación de ambos a la vez si es necesario. Las camas articuladas se dividen en dos según su tipo de mecanismo:

  • Camas articuladas manuales: el somier se eleva manualmente hasta alcanzar la posición deseada y allí se ajusta con un clic. Para bajarlo, hay que seguir levantando un poco hasta eliminar la sujeción y una vez que se libera es que puede bajarse. Es más económico que uno eléctrico pero también más incómodo de utilizar.

  • Camas articuladas eléctricas: funcionan gracias a la acción de uno o varios motores que se activan a través de un mando. Esto los convierte en una opción mucho más cómoda, pero también más costosa. Sin embargo, son los más utilizados actualmente debido a su practicidad.

Además de estas dos categorías, podemos ver también:

  • Camas articuladas tradicionales: tienen estructura de metal, somier articulado, cabecero o piecero de madera y en algunos casos incluyen barandillas.

  • Camas articuladas eléctricas dobles: tienen dos somieres tradicionales unidos y por lo tanto llevan dos colchones, en este caso individuales. Esto para permitir que cada integrante de la pareja disponga de la posición que mejor le acomode sin alterar la posición del otro.

  • Camas articuladas con carro elevador: tienen un carro que permite ajustar la altura de la cama, lo cual es especialmente útil para que el personal médico o cuidadores puedan atender al paciente con mayor comodidad.

  • Camas articuladas para personas con sobrepeso: tienen una estructura reforzada que sustituye al somier de láminas y permite soportar hasta 220 kilos sin riesgo de deformación.

  • Canapés abatibles eléctricos: son muy similares a una cama articulada eléctrica, con la ventaja de que su espacio interior sirve como área de almacenamiento por lo que es ideal para espacios reducidos.

Para qué personas es recomendable el uso de camas articuladas

1. Personas con sobrepeso: las personas con obesidad pueden sentirse incómodas en posición horizontal, lo que dificulta su descanso. Una cama articulada les permite dormir con el torso elevado, mejorando su respiración y su disposición para dormir.

2. Pacientes geriátricos: las personas en edad avanzada que tienen dificultades de movimiento o se encuentran bajo el cuidado de personal especializado pueden estar más cómodas en una cama articulada que les permita descansar en una posición cómoda.

3. Personas con lesiones o reposo prolongado: una cama articulada les permite mantener inmóvil el área lesionada sin necesidad de estar en plano horizontal todo el día. También son recomendadas para personas con problemas gástricos, como reflujo.

Mejores colchones para camas articuladas

No todos los materiales reaccionan igual ante una cama especial. Por eso, es importante conocer cuáles son los mejores colchones para camas articulada pero, primero que nada, cabe destacar que los colchones de muelles no sirven para este tipo de equipos, puesto que al doblarlos su estructura interna se puede deformar. Dicho esto, nos quedan tres posibilidades: espuma, látex y viscoelástica. Vamos a explicar ventajas y desventajas de cada tipo detenidamente.

  • Colchones de espuma: son colchones baratos y se adaptan a la cama articulada con facilidad. El tiempo de vida útil en una cama articulada es inferior que en una cama normal y el colchón geriátrico HR es una buena elección. Está hecho con espuma de alta resiliencia (lo que significa que recupera su forma con rapidez) y tiene una gran adaptabilidad.

  • Colchones de látex: son los mejores colchones para camas articuladas ya que se adaptan perfectamente a este tipo de estructura. Sin embargo, hay que considerar su precio (son los más costosos) y que al carecer de transpirabilidad se hace necesario airearlos con frecuencia para darles mantenimiento lo cual puede ser complicado si se usa en una cama articulada con fines médicos.

  • Colchones de viscoelástica: son los mejores colchones para camas articuladas que sean usadas por personas con problemas lumbares o cervicales, así como artritis o condiciones óseas ya que tienen una gran adaptabilidad, lo que reduce los puntos de presión y estimula el descanso. En Venta de colchones tenemos varios modelos de colchones viscoelásticos que puedes revisar para que elijas el que se adapte a tus necesidades.

En resumen, para saber cómo elegir un somier articulado hay que considerar varios factores, como la cantidad de planos en las que se puede articular o que sea silencioso en caso de que sea de motor. Una vez que las necesidades están claras, la búsqueda será más fácil y podrás tener una cama articulada ideal a tus condiciones y presupuesto.

Pedido mínimo de 40€ Descartar