¿Por qué no puedo dormir bien por las noches? Te explicamos algunos de los motivos.

En nuestra sociedad cada vez son más frecuentes las consultas al médico o especialista que están relacionadas con la falta de sueño. La pregunta protagonista es siempre la misma, quiero dar con el motivo de por qué no puedo dormir, sin embargo, las respuestas pueden ser diversas.
Dado que es sumamente importante dormir entre seis u ocho horas al día mínimo, todos deberíamos saber las causas y manera de remediar nuestro insomnio.

Posibles causas del insomnio

Lo más importante a la hora de hacer frente a los problemas de sueño es conocer las causas que originan los mismos.
De entre ellas, las más frecuentes suelen ser:
Demasiada cantidad de comida antes de acostarse. Cualquiera con conocimientos acerca de este tema no dudará en aconsejarte una cena ligera, pues los excesos son grandes enemigos del sueño. De igual manera conviene dejar de lado las comidas demasiado picantes, ya que nuestro estómago tarda más en asimilarlas.
Existen además objetos que pueden mantenernos alerta, tal como móviles o tablets, pues según diferentes estudios se ha demostrado que son supresores de la hormona del sueño, también conocida como melatonina.
Pese a que en España existe todavía la costumbre de dormir pegado a la radio o al televisor, lo mejor es utilizar cada espacio para la función que le ha sido encomendada, de tal manera, que el cuarto de matrimonio es para el sueño.
Lo mejor para conciliar el sueño es hacerlo a oscuras, sin luces encendidas alrededor y las persianas bajadas para que no atraviese la luz exterior.
Ojo con tener relojes que emitan el dichoso tic tac, pues además de molestos pueden complicar la labor de conciliación del sueño.
Al igual que las comidas copiosas, el consumo de alcohol antes de irse a la cama está completamente desaconsejado.
El estrés y la ansiedad, éste suele ser uno de los motivos por los que los médicos recetan relajantes musculares y pastillas para el sueño. Las personas con demasiadas cargas familiares o laborales suelen acarrear problemas de insomnio.

Ahora que ya sé por qué no puedo dormir, ¿qué puedo hacer para remediarlo?

A la hora de poner remedio a los problemas de conciliación del sueño, a la mayoría de personas les viene a la cabeza medicamentos varios.
Sin embargo, existen soluciones alternativas antes de tomar partido por las pastillas. A este respecto es importante dar lugar a un entorno relajado, en el cual poder alcanzar el sueño con facilidad.
Fuera los elementos de distracción, un buen libro en mano es una de las mejores maneras de que nos invada la calma y empecemos a entrar en modo aletargamiento.
Si no eres de los que disfruta del hábito de la lectura, siempre puedes optar por corregir tus rutinas pues, de seguro, algo falla en ellas para que no consigas descansar de manera adecuada.
Evita el consumo de cafeína en exceso, también conviene hacer ejercicio regularmente y mantener rutinas en los horarios.
¡No esperes más para dormir toda la noche de un tirón y pon en práctica nuestros consejos!