¿Sabes por qué roncamos? Nosotros te lo explicamos.

Existen un sinfín de factores desencadenantes de los ronquidos, pero muy pocas son las personas conscientes de aquello que los provoca. Es por ello, que a través de nuestro post de hoy queremos acercaros un poco más a una realidad que padecen millones de personas alrededor del mundo.
Un mal que algunos incluso achacan a motivo de problemas en las relaciones conyugales o de pareja.

Motivos por los que roncamos

Los ronquidos son más frecuentes de lo que se piensa, de hecho cualquier situación puede generarlos. Pensemos si no, en esas personas que acaban de coger un resfriado y les cuesta respirar. Aunque éste suele ser un motivo de ronquidos pasajeros, lo cierto es que es bastante molesto, no solamente para el afectado, sino también para la gente que convive con él.
Descubrir los motivos por los que roncamos es la mejor manera de ponerles remedio. Es precisamente por ello que a continuación vamos a desvelar algunas de las causas que originan este fenómeno acústico que, aunque no se considera una enfermedad, viene bien conocerlo.
Este ruido que viene a romper la calma en las noches y nos visita cual vecino escandaloso, como si se tratase de una fiesta a horas intempestivas, puede ser provocado por razones tan simples como la falta de descanso en días en los que hemos superado las revoluciones por minuto a las que estamos acostumbrados.
El sobrepeso, los problemas en las fosas nasales o enfermedades como la apnea pueden provocar también los tan molestos ronquidos, al igual que ocurre también en las mujeres embarazadas.

¿Cómo dejar de roncar?

dejar de roncar

Y ahora viene la pregunta del millón, ¿cómo conseguimos dejar de roncar?
Lo primero y más sencillo es probar con otra postura de sueño, pues se estima que la mayoría de las personas que roncan lo hacen más cuando están durmiendo boca arriba, en detrimento de las que acostumbran a dormir de lado.
No abuses de las bebidas alcohólicas, pues se ha determinado que su consumo es también causa de ronquidos.
Intenta mantener una dieta equilibrada en la que no falte ningún tipo de nutriente y no se abuse de bebidas azucaradas, chocolates o bollería, pues los problemas de obesidad son causa inequívoca de ronquidos.
Según diferentes estudios y encuestas realizados hasta la fecha, se estima que aproximadamente un cuarto de la población ronca de manera habitual. Si este es tu caso y quieres dejar de formar parte de ese grupo de hombres y mujeres, no esperes más para ponerle remedio y acude al especialista para que por medio de las pertinentes pruebas encuentre la causa de tus ronquidos.

Pedido mínimo de 40€ Descartar