Posturas para dormir bien

No solo es muy importante descansar bien por las noches, si no también hacerlo en la postura adecuada. No adoptar una buena postura podría llegar a influir en nuestro descanso, haciendo que también afecte a nuestro rendimiento en el día a día.

¿Sabías que casi 2 de cada 3 personas no adoptan la postura correcta cuando están durmiendo? Esta es una de las razones de porque, mientras que algunos consiguen llegar con la energía suficiente para aguantar el día a día sin ayuda extra, otros necesitan estar tomando toneladas de café, o bien diferentes suplementos nutricionales.

Vamos a analizar las diferentes posturas, para que conozcas cuál es la mejor.

Estas son posturas para dormir de la mejor manera

Postura de “decúbito lateral”

Esta postura es la más recomendada, sobre todo si dormimos hacia nuestro lado izquierdo. Estas son las ventajas que nos ofrece:

Depuración: Sí, aunque parezca mentira, adoptar esta posición por la noche nos ayudará a mejorar la actuación del sistema linfático, cuya función es eliminar las toxinas que se pueden haber concentrado en nuestro organismo.

Reducción de acidez estomacal: Esta postura favorece la digestión, por lo que minimiza la posibilidad de experimentar la temida acidez estomacal. Sin embargo, para evitarla al 100% habría que comer poco por las noches, no tomar alcohol y dejar de fumar. Si no lo hacemos, por mucho que cambiemos la postura, seguiremos teniendo el mismo problema.

Ideal para el embarazo: Las mujeres embarazadas, sobre todo en el último trimestre, pueden tener ciertos problemas para conciliar el sueño. Según los expertos, la postura de decúbito lateral izquierda es una buena solución para que la mamá lo tenga más fácil a la hora de dormir durante toda la noche.

Dormir “boca arriba”

Aunque la postura deseada es la anterior, dormir “boca arriba” también tiene asociadas unas ventajas muy interesantes:

Potente aliado para los dolores musculares: Si sueles tener problemas en los hombros, en la espalda, o en la zona del cuello, con esta postura, al mantener recta la postura vertebral, podremos evitar el dolor.

¿Evita la aparición de arrugas?: Al parecer, según ciertos estudios, al adoptar esta postura, como no apoyamos la cara en las sábanas o almohada, evitaremos en mayor o menor medida la proliferación de arrugas. También evita la flacidez de los senos.

¿Y cuáles son las posturas menos recomendadas para dormir?

Posición fetal: Esta postura no es nada adecuada porque evita que la columna vertebral se pueda llegar a relajar, no descansado del ritmo del día a día. Además, contrae el diafragma, propiciando que ronquemos, además de que presiona el estómago, propiciando una mala digestión.

Postura “boca abajo”: Dormir boca abajo tampoco es recomendado, ya que ejerceremos una excesiva presión sobre nuestros músculos y articulaciones. Además, en las mujeres también pueden surgir molestias en los senos.

Teniendo como referencia este artículo, con las posturas para dormir bien del primer apartado tendrás un descanso de mayor calidad.