Qué pasa si duermo en un colchón viejo

Descansar bien es muy importante y en tu mano está conseguirlo. ¿Cómo? Pues contando con el colchón, el soporte y la almohada adecuados. Si hace tiempo que tienes el mismo equipo de descanso y no haces más que preguntarte qué pasa si duermo en un colchón viejo, estás de suerte. En Venta de colchones baratos te lo vamos a explicar.

¿Qué consecuencias para la salud tiene dormir en un colchón viejo?

Si tu colchón tiene más de siete años es más que probable que haya llegado el momento de cambiarlo porque seguramente te hundas al dormir o te cueste moverte. Hay que tener en cuenta que no descansar en el colchón correcto te puede traer diversos problemas de salud, y algunos de los más comunes son:

  • Dolores de espalda y problemas en la columna

    Uno de los problemas más frecuentes al que te puedes enfrentar si tu colchón es viejo es a los dolores de espalda y los problemas en la columna vertebral. Se trata de la consecuencia habitual de dormir en un colchón que está hundido en algunas zonas y es que cuando el colchón no está en buen estado, tu columna vertebral se dobla y, además, los músculos que la rodean se ponen en tensión.

  • Lumbago

    Otro problema que te puede causar es dolor de lumbago. Este padecimiento es el que lleva a que más personas falten a su puesto de trabajo, solo superado por el resfriado. Por lo tanto, si es habitual que te suceda esto, tenlo claro, ha llegado el momento de cambiar de cama.

  • Se alteran los patrones del sueño

    Cuando duermes en un colchón viejo tu descanso se resiente. Te pasas la noche dando vueltas para intentar encontrar una postura para estar cómodo, no consigues un sueño profundo y por la mañana te levantas hecho polvo.

    Pasar una mala noche no suele tener demasiadas consecuencias, salvo tener un mal día. Sin embargo, cuando de manera reiterada duermes mal, tendrás menos capacidad de concentración, tu memoria se verá alterada, pero también perjudicará a tu sistema inmunológico, puede hacer que te duelen las articulaciones y que te falte energía para afrontar las obligaciones diarias.

    Hay algunas personas a las que esta falta de descanso les provoca ansiedad y este no es un tema que se pueda tomar a broma. Cuidar las horas de sueño es tan importante como comer bien o hacer ejercicio. Tenlo en cuenta porque, si notas que estás más débil últimamente, igual la causa que lo explica es esta.

  • Problemas respiratorios

    ¿Padeces asma? Entones seguro que te interesa saber que tus síntomas se pueden ver incrementados si duermes en un colchón viejo, y lo mismo ocurrirá si sufres ciertas alergias. Se debe a que los colchones viejos contienen un mayor número de ácaros que empeoran las patologías que hemos mencionado. Notarás que se incrementa la tos, los estornudos, que haces ruido cuando respiras e incluso que, en algunos momentos, te cuesta más inhalar y exhalar.

    Las personas asmáticas o alérgicas no deben convivir con un colchón viejo. Es cierto que puede aliviar sus síntomas ventilarlo y darle la vuelta con frecuencia, pero no es una solución definitiva.

  • Cansancio

    Si todavía te sigues preguntando qué pasa si duermo en un colchón viejo, queda una consecuencia más. Te lo decíamos en un punto anterior, dormir mal altera los patrones del sueño y una de las consecuencias que tendrá que esto ocurra será el cansancio.

    Un día puedes levantarte cansado y no pasa nada, pero si día tras día duermes mal y no descansas, a largo plazo te pasará factura. Es posible que hasta te cambie el humor.

Dicho esto, ¿merece la pena que sufras todas las consecuencias que hemos analizado? La respuesta es no. Por eso es necesario que, si detectas que tienes este problema, acudas cuanto antes a un establecimiento especializado en la venta de colchones, para que puedas encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.

Según tus hábitos, las medidas de tu habitación y/o somier o base tapizada y según tu poder adquisitivo, lo recomendado para ti será un colchón u otro. Eso sí, estamos seguros de que la primera noche notarás la diferencia. ¡Conseguir dormir como un bebé nunca fue tan sencillo!