¿Qué tipo de colchón es mejor para el dolor de caderas?

El dolor de caderas es una dolencia que suele asociarse con una edad avanzada. Sin embargo, hay muchas condiciones médicas o relacionadas con la calidad de vida, como por ejemplo un mal colchón, que pueden derivar en malestar en esa parte del cuerpo. Pero, ¿qué tipo de colchón es mejor para evitar esa molestia? Lo primero que hay que tener en cuenta es que un tratamiento médico adecuado y un colchón de calidad pueden ayudar a mejorar el malestar, así que si quieres saber qué tipo de colchón es mejor para el dolor de cadera sigue leyendo para que puedas elegir la opción que más se ajuste a tus necesidades.

Evita el dolor de caderas cuidando de tu descanso

Para saber qué tipo de colchón es mejor para aliviar esta dolencia hay que fijarse en la firmeza del mismo. Un colchón muy blando o muy duro puede ser contraproducente y empeorar la causa del malestar. La cadera es una de las zonas más pesadas del cuerpo, así que un colchón muy blando hará que esa área se hunda y si es muy firme la curvatura del cuerpo se ve afectada por la rigidez del colchón dejando la columna en el aire. En ambos casos se está perjudicando no solo la salud, sino la calidad del descanso así que lo ideal es que sea de firmeza intermedia.

Con respecto a los materiales, los colchones de viscoelástica son los más apropiados. En primer lugar, respetan la curvatura natural del cuerpo, y luego está su capacidad para recuperar su forma original sin deformarse. Un colchón de viscoelástica con un mínimo de 15 centímetros de grosor es una buena elección para combatir el malestar de los dolores de cadera. Y si se trata de una persona de edad avanzada que necesita reposo permanente, un colchón geriátrico con viscoelástica y espuma HR puede darle el soporte y descanso que necesita.

Otra razón para usar un colchón de viscoelástica para el dolor de caderas es que hay condiciones médicas que requieren que la persona duerma o repose en cierta posición, por lo que se requiere un somiere articulado. Y los colchones de viscoelástica son los más adecuados para ese tipo de somieres.

Dicho esto, algunas de las causas más comunes del dolor de caderas pueden estar relacionadas con:

  • Bursistis: nuestras articulaciones están rodeadas de unas estructuras llamadas bursas que reducen la fricción que se genera con el movimiento o rotación. Las bursas de las caderas tienden a inflamarse causando dolor.

  • Osteoartritis: es el desgaste de los cartílagos que rodean las articulaciones. En el caso de la cadera, este desgaste ocasiona que roce directamente con la cabeza del fémur y esto causa dolor.

  • Fracturas: una caída o la ejecución de ciertos movimientos de manera continua pueden ocasionar una fisura o fractura en esta zona del cuerpo.

  • Tendinitis: es la inflamación de los tendones que unen los huesos con los músculos. En el caso de la cadera, se llama tendinitis psoa ilíaca y suele presentarse en bailarines, gimnastas u operarios de carga pesada.

  • Artritis: la inflamación del nervio ciático y las hernias también pueden causar dolor de cadera entre otras patologías. Y en cualquiera de estos casos un colchón vencido, deteriorado o que simplemente no esté diseñado para generar alivio a esa zona del cuerpo puede empeorar la situación, de allí la importancia de elegir el mejor colchón para el dolor de caderas.

Para terminar, un dato interesante es que en algunos casos se recomienda dormir de lado con una almohada entre las rodillas para aliviar el dolor de cadera. Una almohada viscoelástica es la mejor opción porque puede volver a su forma original a pesar de ser utilizada de manera poco convencional. Así que, ahora que ya sabes qué tipo de colchón es mejor para el dolor de caderas, ¡no le des más vueltas y compra ya el tuyo!