Ventajas e inconvenientes del colchón de látex

Los avances tecnológicos han tenido un gran impacto en el desarrollo de equipos de descanso cada vez más eficientes. La creación de nuevos tejidos, acolchados y tratamientos ha dado como resultado una variedad de colchones cuyos grados de adaptabilidad, firmeza y ergonomía pueden satisfacer a la mayoría de las personas. En ese sentido, los colchones de látex son uno de los tipos de colchones más populares, ya que proporcionan una gran adaptabilidad. Si quieres conocer las ventajas e inconvenientes del colchón de látex, esta guía informativa de Venta de colchones baratos puede ser de mucha ayuda para que elijas la opción más adecuada para ti.

Ventajas y beneficios de los colchones de látex

En primer lugar, es oportuno recordar que el látex se obtiene luego de procesar la resina del árbol de caucho, lo que da como resultado un material elástico. A diferencia de los colchones viscoelásticos, que tienen un núcleo de espuma HR o de los colchones de muelles que pueden tener acolchados variados, los colchones de látex pueden estar rellenos al 100% de este material. Lo que puede variar es la calidad de látex, ya que pueden tener una mezcla de materiales naturales y sintéticos que da como resultado diferentes tipos de firmeza y por lo tanto, opciones de colchones diferentes.

Por otra parte, los colchones de látex son conocidos por su capacidad para resistir el hundimiento, por lo que son ideales para personas que no toleran esa sensación. Otra de las ventajas de los colchones de látex es que tienen un grado de firmeza medio-alta, lo que los hace muy recomendables para quienes necesitan firmeza pero no pueden dormir en un colchón muy duro, como las personas mayores.

Además, otro de los beneficios de los colchones de látex es que genera una suave sensación al tacto, lo que los convierte en una opción muy agradable al contacto con el cuerpo. Por si fuera poco, los colchones de látex son termoneutros, esto quiere decir que su firmeza no se altera por la temperatura ambiental, cosa que si ocurre con otro tipo de materiales, como por ejemplo, el viscoelástico.

Como ventaja adicional, los colchones de látex son hipoalergénicos, así que son ideales para personas que sufren de alergias.

Inconvenientes y desventajas de los colchones de látex

Una de las desventajas de los colchones de látex es que no son tan buenos aliviando la presión en el cuerpo. En ese sentido, los colchones de viscoelástico son mucho más eficientes. Además, si duermes en pareja, es posible que busques una opción que te brinde independencia de lechos, es decir, que el colchón sea capaz de aislar los movimientos de la otra persona. El látex no siempre puede brindar ese plus, así que si tú o tu pareja se mueven con frecuencia durante el sueño, puede ser un problema si tienen un colchón de látex.

Otro de los inconvenientes de los colchones de látex que debes tomar en cuenta es el precio. Los colchones de este material suelen ser más costosos. Esto es porque aunque en su composición incluyen una parte de látex sintético, los de mejor calidad tienen látex natural también (la proporción más común suele ser 20% de látex natural y 80% de látex sintético). Incluso, es posible encontrar colchones 100% látex natural. Son los más costosos de esa gama y tienen un certificado que avala la composición natural del material.

Por otra parte, los colchones de látex requieren un mantenimiento más cuidadoso, ya que la humedad puede acabar con ellos si no se toman medidas para evitarlo. Por último, hay que tener en cuenta que este tipo de colchones no está recomendado para personas muy calurosas.

Consejos para elegir un buen colchón de látex

ventajas colchon de latex
Si ya decidiste comprar un colchón de látex, recuerda tener presente la proporción adecuada de látex natural y sintético. Un colchón con menos del 20% de látex natural probablemente no sea una buena opción. Por otra parte, si lo que buscas es un colchón 100% látex natural, tienes que estar dispuesto a pagar más porque son más caros, y debes exigir el certificado que garantice la autenticidad del material.

Dos maneras sencillas de descartar un colchón “de látex” son: el precio (si es muy barato, probablemente no es látex) y la denominación “100% látex natura”. Es un término comercial que realmente no significa nada y que suele usarse para confundir. Un colchón de calidad no necesita ese tipo de artificios para venderse.

Otro consejo para elegir un buen colchón es considerar su altura. Esta debe ser superior a los 16 cm porque es a partir de ese grosor que las propiedades del látex pueden apreciarse mejor.

Una manera cómoda, eficiente y segura de comprar tu colchón de látex es vía online. En Venta de colchones baratos te ofrecemos una variedad de colchones de látex de excelente calidad que puedes adquirir desde tu ordenador. Solo selecciona el modelo de tu preferencia, ingresa tus datos, la dirección de envío y listo. Nuestra web tiene certificado de seguridad, así que tu información bancaria está protegida.