Por qué no es bueno dormir sin almohada

Si te has preguntado alguna vez si es bueno dormir sin almohada, has llegado al lugar adecuado porque tenemos la respuesta: NO, por una cuestión de salud. Así que, si buscas información que te aclare por qué no es bueno dormir sin almohada, estás de suerte porque en Venta de colchones baratos hemos preparado esta guía para explicártelo, ¡empezamos!

Por qué no es bueno dormir sin almohada: razones

Aunque lo recomendable es mantener la columna perfectamente alineada en todo momento, la realidad de la gran mayoría de la población es muy distinta a ese ideal. Pasamos la mayor parte del día frente al ordenador sentados o en posiciones poco cómodas -de pie detrás de un mostrador, jugando con los niños o haciendo tareas del hogar, etc- y esto afecta a nuestra espalda. Lo mínimo que podemos hacer al dormir es procurarnos un buen descanso para aliviar un poco la presión en nuestra zona cervical, cuello y cabeza. Sin embargo, la ausencia de almohada o el uso de un cojín deteriorado o incorrecto para nosotros puede terminar empeorando el problema. Por lo tanto, dormir sin almohada es malo principalmente por dos razones:

  • Al dormir nuestra espalda debe quedar alineada y para lograr ese balance en posición horizontal se necesita que la cabeza esté ligeramente elevada. Cuando dormimos sin almohada no permitimos esa elevación generando presión en el cuello y las cervicales.

  • El estilo de vida actual ha modificado nuestra alineación natural generando tensiones en los músculos que rodean el cuello y que se manifiestan en forma de dolor, incomodidad o migrañas. No usar una almohada impide darle el respectivo soporte a esta zona del cuerpo, y por lo tanto, la relajación y el descanso son casi imposibles de lograr.

Razones dormir sin almohada

No obstante, hay casos en los que, contra todo pronóstico, si es bueno dormir sin almohada. Las excepciones son:

  • Si la persona tiene una columna perfectamente saludable (la mayoría de los bebés y niños la tienen, por eso no necesitan almohada).

  • Duerme solamente boca arriba .

  • Tiene una complexión pequeña.

  • No se mueve y permanece quieto durante el sueño.

Como has visto, a excepción del primer caso, el resto no suelen ser muy comunes, por lo que dormir sin almohada sin que afecte a nuestra salud o calidad del sueño es poco común.

Ya sabemos por qué no es bueno dormir sin almohada pero, ¿podemos usar cualquiera? Lo ideal es buscar una que aporte adaptabilidad y firmeza para sostener nuestra zona cervical y que al mismo tiempo recupere su forma con facilidad y las almohadas viscoelásticas cumplen con estos requisitos por lo que podrían ser la mejor opción. Sin embargo, según la postura del durmiente se puede optar también:

  • Si duermes de lado: es la posición que la mayoría de las personas adopta al dormir en su vida adulta. Sin embargo, genera presión en hombros y cadera. Para aliviarla, usa una almohada con la suficiente firmeza como para dejar la cabeza recta, alineada con tu cuello y columna.

  • Si duermes boca arriba: en esta posición la cabeza tiende a irse hacia atrás, generando tensión. Lo ideal es una almohada de grosor y firmeza intermedia. Los cojines de fibra con tacto pluma pueden se una buena opción.

  • Si duermes boca abajo: usa una almohada blanda e intenta acostumbrarte a dormir en otra postura ya que al hacerlo boca abajo impides una correcta respiración y haces que el cuello permanezca de lado durante muchas horas creando tensión en esa zona. Utilizar almohadas de látex puede ser una manera de evitar estas molestias.

Por lo tanto, ¿es bueno dormir sin almohada? No, así que elige la que más se adapte a ti y cuida de tu descanso.