¿Es malo dormir con tapones? ¡Descúbrelo aquí!

España es un país reconocido mundialmente por tener una de las mejores gastronomías del mundo y una vida longeva gracias al tipo de vida, los hábitos saludables y a la buena cobertura sanitaria. Sin embargo, también se nos reconoce como uno de los países más ruidosos del planeta. Es por ello que mucha gente se pregunta si es malo dormir con tapones,. La respuesta es no y, si quieres utilizarlos, a continuación te explicamos las precauciones que tienes que seguir.

¿Por qué mucha gente duerme con tapones?

Son muchos los que optan por dormir con tapones. Las razones pueden ser muy variadas. Por ejemplo, hay quienes viven cerca de una carretera, aeropuerto, estación de tren, fábrica… En estos casos, el ruido prolongado puede hacer inconcebible el sueño.

Otra de las causas por las que muchos deciden ponerse tapones para dormir es que su pareja ronca. En algunos casos estos sonidos pueden ser insoportables, especialmente si quien los escucha no tiene un sueño profundo.

La diferencia horaria es otra razón más para utilizar tapones al dormir. Aquellos que trabajan de noche han de conciliar el sueño a contracorriente, justo cuando los demás están despiertos. Puede ser totalmente imposible si no se utilizan medios como este.

Las obras, aunque sean temporales, pueden alterar también la salud por falta de sueño. Tal vez empiezan muy temprano y no permiten llegar al mínimo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el sueño, seis horas. Esta es una razón más por la que algunos recurren a los tapones.

Efectos secundarios de dormir con tapones

Dicho esto, ya hemos aclarado que no es malo dormir con tapones, pero hay que tomar una serie de medidas para evitar efectos secundarios negativos por un mal uso. Te damos unas recomendaciones básicas que has de tener en cuenta:

  • Limpieza: la falta de limpieza es el mayor factor de riesgo en la utilización de los tapones al dormir. Cuando te los quites, lávalos bien y déjalos secar en un lugar ventilado. Así evitarás introducir bacterias y hongos cuando te los pongas de nuevo.

  • Utiliza desechables: si no quieres limpiarlos cada vez una manera de evitar que tus oídos se contaminen es utilizar tapones de un solo uso. Para momentos puntuales son la opción más higiénica.

  • Limpieza del oído: que el oído esté bien limpio es otra precaución que hay que tomar al dormir con tapones. Si tu oído no está limpio previamente, al introducir el tapón una y otra vez acumularás cera y crearás un tapón.

  • Medida apropiada: la medida que empleemos también es importante. Existe una posibilidad remota de que un tapón muy pequeño se cuele dentro del oído. Si no escoges bien el tamaño puede suceder y te tocará hacer una visita al médico de urgencias para que lo extraiga.

  • Sacarlos con cuidado: quitar muy rápido el tapón puede hacer efecto ventosa y causar daños en el tímpano. Extráelo despacio y evitando que haga vacío. Apretarlos con la mano antes de sacarlos puede ayudar a que esto no ocurra.

  • Asegúrate de que necesitas tapones: tal vez asocias la falta de sueño al ruido, pero puede que no sea así. Dormir en un colchón viejo o incómodo puede hacer que tu sueño sea ligero. Asegurate de comprar una cama adecuada para que tu sueño sea más profundo y duradero.

  • No eliminar ruidos completamente: un último consejo es este, no utilices tapones que eliminen los ruidos por completo. En caso de peligro no escucharás la alarma.