Cómo limpiar un colchón de ácaros

Los ácaros constituyen uno de los problemas más comunes para los alérgicos y, aunque son imperceptibles, el daño que causan a las vías respiratorias no solo es molesto, sino que puede tener consecuencias permanentes. Elegir el colchón adecuado y darle el correcto mantenimiento es clave para cuidar de nuestra salud. Por ello, en Venta de colchones baratos vamos a explicarte cómo limpiar un colchón de ácaros para tenerlo siempre impecable, ¡empezamos!

Qué necesito para limpiar un colchón de ácaros

Para eliminar los ácaros de tu colchón tan solo necesitas:

  • Bicarbonato de sodio (250 gr).

  • Aceite esencial (5 gotas). Puede ser de lavanda, de árbol de té o cualquier otro con propiedades antisépticas.

  • Recipiente de plástico

  • Tamiz

  • Aspiradora

Cómo limpiar un colchón de ácaros

Antes de proceder a limpiar tu colchón debes quitarle la ropa de cama, levantarlo y llevarlo hasta un lugar donde pueda recibir luz y ventilación natural. Una ventana amplia, un balcón o terraza son ideales.

  • Una vez que el colchón está en posición, mezcla en el recipiente plástico el bicarbonato con las gotas de aceite esencial. Las propiedades desodorizantes y bactericidas del bicarbonato junto con el poder antiséptico del aceite esencial hacen una poderosa mezcla para eliminar los ácaros.

  • Usa el tamiz para aplicar la mezcla por una cara del colchón, de arriba abajo. Deja que la mezcla actúe durante una hora y luego repite la operación en la otra cara.

  • Para terminar, usa la aspiradora para limpiar los restos de la mezcla, en donde se habrán adherido los ácaros. El uso del aceite esencial también le dará un mejor olor al colchón, así que no solo estará más limpio, sino con un agradable aroma.

Además de este método, existen otras medidas que puedes tomar para limpiar un colchón de ácaros y disminuir la posibilidad de alergias. Por ejemplo:

  • Al despertar, evita hacer la cama inmediatamente. Cuando haces esto, perpetúas las condiciones de humedad que los ácaros necesitan para vivir. En cambio, si dejas pasar unos minutos con la habitación ventilada e iluminada de forma natural, la humedad disminuye y con ello los ácaros. En verano, deja pasar más tiempo para hacer la cama (unos 30 minutos).

  • Cambia la ropa de cama semanalmente y lávala con agua caliente, a menos que la etiqueta indique lo contrario. Esto incluye las fundas de las almohadas.

  • Sacude el colchón una vez al mes y pasa la aspiradora por ambas caras.

Además de limpiar tu colchón con regularidad, también hay otras medidas que puedes considerar para evitar la proliferación de ácaros. Por ejemplo, si acabas de comprarlo, no lo instales inmediatamente. Déjalo ventilarse al menos una hora antes de ponerlo sobre tu cama y sacúdelo para que libere el polvo que pudo haber acumulado. Si tienes mascotas, además, es importante que evites que se suban a la cama; sus restos de pelos y piel son el caldo de cultivo perfecto para los ácaros.

Si eres alérgico, compra un colchón que se ajuste a tu condición. En el mercado existen muchas opciones cuyo acolchado ya incluye tratamientos antiácaros y, una vez vayas a limpiarlo, asegúrate que todo lo que vas a utilizar, como los trapos, esta limpio.

Qué efectos tienen sobre la salud los ácaros

Los ácaros, aunque son microscópicos, tienen efectos nocivos sobre el organismo, de allí que sea tan importante disminuir su presencia en nuestro hogar. Estas son algunas de las molestias que causan:

  • En principio, los ácaros pueden picarnos, generando irritaciones y molestias en la piel, como la dermatitis.

  • Las heces de los ácaros y sus exoesqueletos (la estructura que dejan una vez que han muerto) son los responsables de activar alergias o condiciones respiratorias, como asma o rinitis. También pueden ocasionar conjuntivitis.

  • Algunos de los síntomas que pueden indicar la presencia de ácaros son: lagrimeo, estornudos, legañas, irritación en la garganta y ojos rojos.

Por lo tanto, si padeces alguno de estos síntomas o condiciones, lo ideal es ir al médico para confirmar la existencia de una alergia a los ácaros y poner en práctica todas las recomendaciones anteriores para evitar o disminuir este problema.

Si bien es importante limpiar el colchón de ácaros con frecuencia, hay otras recomendaciones generales que también te podrán ayudar a disminuir las posibilidades de que estos microorganismos se reproduzcan. Una de ellas es la utilización de un deshumidificador pues, al reducir el porcentaje de tu habitación, acabas con la posibilidad de que los ácaros se reproduzcan. Otra opción es que cuando limpies el polvo lo hagas siempre con un trapo húmedo. Asimismo, es conveniente evitar el uso de alfombras. Dicho esto, ¿ya sabes cómo limpiar un colchón de ácaros? Pues además de acabar con ellos, ¡asegúrate de que no vuelvan a aparecer!