Cuál es la mejor almohada viscoelástica para cervicales

¿Sufres de dolor cervical? A la hora de dormir es muy importante prestar atención a la calidad del colchón y de la almohada pues, si tu cojín no es lo suficientemente bueno, podría hacer que el cuello y las vértebras cervicales no reposasen adecuadamente. Si es tu caso y quieres saber cuál es la mejor almohada viscoelástica para cervicales, sigue leyendo porque en Venta de colchones baratos te vamos a ayudar.

Antes de empezar, cabe tener en cuenta que el dolor cervical es una condición que genera mucha molestia en el cuello, hombros y cabeza y que si no es tratada adecuadamente puede provocar también hormigueo en los brazos y las manos y afectar al desarrollo normal de nuestro día a día.

La cervicalgia, nombre con el que se conoce a esta dolencia, puede tener varias causas, desde una mala postura al sentarse o trabajar frente al ordenador hasta un desgaste de las vértebras asociado a la edad o a una condición de salud de origen traumatológico. El estrés, una incorrecta posición al dormir o una almohada inadecuada también pueden provocar este malestar como ya hemos expuesto anteriormente así que conviene revisar la calidad del cojín.

Esta es la mejor almohada viscoelástica para las cervicales

Las almohadas cervicales están elaboradas con diversos materiales; sin embargo, las de viscoelástica tienen una mayor adaptabilidad lo que permite que se ajusten mejor a la forma de la cabeza dando mayor soporte al cuello y cabeza y, por lo tanto, favoreciendo la relajación de la vértebras cervicales, de ahí que sean una de las más populares por quienes padecen cervicalgia o quieren evitarla.

Otra de las ventajas de las almohadas viscoelásticas es que recuperan su forma con mayor rapidez, lo cual es muy útil entre quienes duermen de lado o boca arriba. Las almohadas viscoelásticas buenas para las cervicales tienen una forma muy particular que sirve para llenar el espacio vacío que deja una almohada convencional entre el cuello y el colchón, alineando las cervicales con respecto al resto de la columna vertebral. La parte más alta de la almohada debe ir en el cuello y la parte más baja en la cabeza. Pero, antes de elegir la tuya, ten en cuenta que la elección de la mejor almohada viscoelástica para cervicales tiene que ver con tu posición al dormir:

  • 1. Si duermes boca arriba procura que tu almohada viscoelástica no sea muy alta porque esto genera tensión el cuello y, por lo tanto, deteriora la calidad del descanso.

  • 2. Si duermes de lado la almohada debe mantener tu cuello alineado con tu columna. Es la mejor posición para prevenir o aliviar dolores causados por problemas cervicales.

  • 3. Si duermes boca abajo ten primero que nada en cuenta que esta esta no es la mejor posición para dormir, mucho menos si hay problemas cervicales porque aumentas la tensión en la zona. Pero, si es tu costumbre y lo haces de manera automática, busca una almohada blanda. Sin embargo, sería bueno que poco a poco te fueses acostumbrando a buscar una postura más adecuada para tu condición.

Una almohada viscoelástica puede durar hasta dos años y medio si es de buena calidad, pero de igual manera conviene revisarla regularmente para comprobar que aún está en buen estado. Una almohada para cervical tiene una función muy específica y, si deja de cumplirla, se verá reflejado en una disminución de la calidad del descanso. Presta atención a este factor para que puedas dormir tan bien como sea posible.

Por último, una vez que ya tienes tu almohada viscoelástica para cervicales, recuerda comprar una funda de buena calidad y hecha con un material fresco e hipoalergénico. Para lavar tanto la funda como la almohada, lo ideal es hacerlo a mano y secarlas al aire libre, pero puedes disminuir la frecuencia de lavado si las limpias regularmente con un cepillo de cerdas suaves para eliminar las células muertas y el polvo que se acumula diariamente.