Cuándo cambiar el colchón de látex

Todo colchón tiene un periodo de vida útil que ronda entorno a los diez años. Sin embargo, este tiempo puede variar según la calidad de los materiales, el uso que se le dé al equipo de descanso y, sobre todo, el mantenimiento que se realice. Si te preguntas cuándo cambiar el colchón de látex, en Venta de colchones te explicamos todo lo que debes saber.

Cómo sé cuándo tengo que cambiar el colchón de látex

Queramos o no queramos inevitablemente llegará el momento de sustituir nuestra cama. No obstante, si sabemos cuándo cambiar el colchón de látex, podemos evitarnos problemas de descanso e ir planificando nuestra próxima compra. Los aspectos que te pueden servir como guía son:

  • Hundimiento: a medida que pasa el tiempo se van formando marcas en el colchón conocidas también como “huellas”. Estas deformaciones son comunes cuando el colchón se ha utilizado durante un período de tiempo prolongado. Si los hundimientos tienen una profundidad superior a los tres centímetros, el material ya ha cedido y es momento de sustituirlo.

  • Problemas de descanso: si antes solías tener una mejor calidad de sueño y ahora despiertas con dolor lumbar, cervical o agotamiento, probablemente tu colchón ya no está cumpliendo su función. Si tienes dudas, prueba primero con una almohada nueva (puede ser que esta sea la verdadera causa). Si los malestares persisten, el colchón puede ser el responsable.

  • Disminución de la adaptabilidad: si el colchón de látex ya no se amolda al cuerpo como antes, el material está perdiendo su adaptabilidad. Hay que cambiarlo.

  • Recomendaciones del fabricante: normalmente cada colchón viene con una serie de datos relacionados con lo que necesita para seguir en buen estado o con una recomendación de substitución. Sin embargo, esto es solo orientativo. Los aspectos anteriores son más importantes pues, como ocurre en el caso de las habitaciones de invitados, si compraste tu colchón hace tres años pero lo utilizas una vez al mes, va a estar prácticamente nuevo.

Si tienes al menos uno de los problemas mencionados anteriormente ya no debes preguntarte cuándo cambiar el colchón de látex, debes hacerlo pronto para evitar que tu salud y tu descanso sigan sufriendo las consecuencias.

Durabilidad del colchón, ¿de qué depende?

Los colchones de látex ameritan ciertos cuidados para conservar el material en perfecto estado. No importa si es látex natural, sintético o una mezcla de ambos, cada uno de ellos requiere un mantenimiento determinado y al pasar el tiempo podemos ver los signos que acabamos de mencionar.

Una cama de látex buena cuidada como es debido puede durar hasta 18 años, casi el doble del tiempo de vida útil de un colchón normal. Pero hay que advertir que se trata de situaciones extraordinarias en las que el colchón recibe cuidados regulares, no soporta tanto peso o no se utiliza con frecuencia como puede ocurrir con las camas de los cuartos de invitados.

Para asegurarnos que dure tanto tiempo como sea posible podemos darle el mantenimiento necesario, es decir, voltearlo, girarlo, ventilarlo, limpiarlo varias veces al año, quitar las manchas lo más rápido posible para que no se fijen, no agregarle más peso del que puede soportar, limpiarlo con una aspiradora de mano, usar una funda transpirable y apoyar el colchón en una base que le permita ventilarse. Todo esto garantizará su correcto estado.

cuanto dura un colchon de latex

Por qué cambiar el colchón de látex

Un colchón de látex deteriorado puede generar algunos problemas de salud como dolores de espalda o cervicales y esa es una razón muy poderosa como para cambiarlo, pero además, hay otra cuestión. Un colchón viejo o en mal estado se puede convertir en fuente de alérgenos, ya que una vez que los materiales han cedido y los tratamientos aplicados dejan de funcionar, el colchón es más susceptible de absorber humedad, hongos, ácaros y otros microorganismos causantes de alergias.

No hay razón alguna para no cambiar el colchón si su vida útil ha llegado a su fin, retrasar este momento solo va a desmejorar la calidad de tu descanso. Puedes agravar condiciones existentes o peor aún, generar nuevas dolencias y hacerlas crónicas con el paso del tiempo.

Si tu colchón de látex duró mucho tiempo, significa que su calidad y los cuidados que le diste hicieron su trabajo. Por el contrario, si duró muy poco, debes revisar la relación calidad-precio de ese equipo para que no vuelva a ocurrirte y contemplar mejores medidas de mantenimiento para la próxima compra.

Ten en cuenta que saber cómo limpiar un colchón de látex te va a ayudar a cuidarlo como toca y a mantenerlo como nuevo. De esta manera evitarás tener que volver a hacer el desembolso antes de tiempo.

Dicho esto, saber cuándo cambiar el colchón de látex puede ser la diferencia entre pasar una mala noche o acostumbrar a nuestro cuerpo al dolor. Descansar correctamente es muy importante para afrontar el día a día con energía y, si no quieres que tu sueño afecta a tu trabajo o estudios, revisa tu colchón siguiendo nuestros consejos. Si es necesario, cámbialo. ¡Lo primero es lo primero!