Saltar al contenido

¡REBAJAS! HASTA -60% VER OFERTAS

Cómo debe dormir un bebé

Cómo debe dormir un bebé|Técnicas para dormir a bebés

Después de aprender cómo dormir durante el embarazo, una vez que nace tu hijo, seguramente te preguntas cómo debe dormir un bebé. Durante mucho tiempo los niños durmieron boca abajo, con una única justificación: así se evitaba que se ahogasen con su propio vómito. Pero ¿sigue siendo válida esta recomendación? ¿Hay alguna postura que los médicos aconsejen de manera mayoritaria? ¿Se puede reducir el riesgo de muerte súbita? En Venta de colchones encontrarás la respuesta a estas tres preguntas. Además, conocerás una serie de consejos para conseguir que tu hijo duerma mejor.

¿Cómo acostar a un bebé recién nacido?

En los últimos 20 años numerosos estudios han concluido que lo ideal es que el bebé duerma acostado sobre la espalda. De hecho, desde que se recomienda a los padres que coloquen al bebé boca arriba se han reducido de manera considerable los casos de muerte súbita en lactantes.

Todavía hay algún pediatra que recomienda acostar al bebé de lado, que siempre será mejor que boca abajo. Pero no hay evidencia científica, ni estadística, que muestre que dormir de lado es mejor que boca arriba.

Dejar al bebé acostado boca arriba genera una duda a muchos padres: qué ocurrirá si el bebé vomita. Antes se pensaba que si esto ocurría, el bebé podría asfixiarse al no poder girar la cabeza. Es cierto que nunca hay nada 100 % seguro, pero lo habitual es que el bebé gire la cabeza o se despierte.

La ciencia hoy en día no puede explicar del todo por qué algunas posturas del recién nacido a la hora de dormir son más peligrosas que otras. Sin embargo, los expertos han formulado algunas teorías que explican por qué es más seguro dormir boca arriba que boca abajo, son estas:

– Menos oxígeno. Cuando el bebé duerme boca abajo su cara está demasiado cerca de las sábanas, esto lleva a que inhale una menor cantidad de oxígeno y que respire dióxido de carbono, al formarse una bolsa de aire entre la sábana y el bebé.

– Riesgo de asfixia. Si el bebé duerme sobre el estómago en un colchón muy blando, puede hundirse su rostro provocando la asfixia.

– Bacterias. También se cree que cuando el bebé duerme con el rostro sobre la sábana puede entrar en contacto con diferente bacterias, las cuales dificultarían la respiración del niño.

Mientras se investigan las causas que se esconden detrás de la muerte súbita, lo importante es que en la actualidad la mayoría de los pediatras recomiendan que el bebé debe dormir boca arriba.

Ahora que ya sabes cómo debe dormir un bebé recién nacido, seguro que te interesa conocer algunas rutinas que mejoran el descanso de tu hijo ¡Toma nota!

Técnicas para dormir a un bebé

Existen diferente métodos para dormir a un bebé, que cada padre debe considerar, pero estas técnicas seguro que te resultan muy útiles:

Técnicas para dormir a bebés

Sueño durante el día. Los bebés duermen siestas durante el día. Dependiendo del pequeño serán más largas o más cortas, y habrá un número mayor o menor de ellas. Es bueno que establezcas una buena rutina de siestas. Intenta durante el día que el niño duerma siempre a la misma hora. Ten en cuenta que a medida que vaya creciendo, el sueño diurno se irá reduciendo.

Hora del baño. Antes de la última toma a la que quieras que se acueste tu bebé, establece la hora del baño. Si tu quieres que esté dormido a las 9, báñalo a las 8, dale un masaje relajante y después la cena. Aunque luego se despierte a comer de nuevo, no lo tengas en cuenta, solo la hora a la que tu quieres que empiece su descanso nocturno.

Cambia las rutinas poco a poco. Si tu bebé se duerme muy tarde, no intentes de repente acostarlo muy temprano. Prueba a adelantar la hora de acostarse media hora. Cuando lo consigas, adelanta otros 30 minutos y sigue así hasta que consigas que se acueste a la hora que deseas.

Relax. Además del baño, puedes establecer otros hábitos nocturnos para que tu bebé se tranquilice antes de dormir. Una canción, un cuento o una sesión de abrazos, pueden convertirse en la señal perfecta para que el bebé sepa que el momento de ir a dormir se acerca.

Ambiente. Comprueba que el ambiente del cuarto de tu bebé invita al descanso. Aspectos como el silencio, la luz y la temperatura son claves para conseguirlo. En cuanto a este último punto, recuerda que es tan importante que el bebé no pase frío, como que no pase calor.

Atención. Por supuesto, si tu bebé llora, atiéndelo cuanto antes. De no hacerlo conseguirás incrementar su angustia y tardará más en dormirse. No te aconsejamos dejar que el llanto lo agote y que por eso vuelva a dormir. Pero antes de ir a su cuarto, comprueba si el niño está despierto. Muchas veces se mueven durante la noche y emiten algunos ruiditos, pero siguen dormidos.

Método Oompa Loompa. Se trata de una técnica inventada por casualidad cuando una mujer intentaba dormir a su bebé. El método se llegó a volver viral en YouTube y millones de mujeres lo pusieron en práctica para calmar a sus pequeños. Quizás a ti también te ayude. Descubre en qué consiste el método Oompa Loompa. y ponlo en práctica.

Ahora que ya sabes cómo debe dormir un bebé y algunas rutinas para mejorar sus hábitos de sueño, ponlo en práctica.