Como dormir mejor por la noche

Dormir bien es muy importante pues nuestro estado de ánimo depende, en gran medida, de lo cansados o descansados que estemos. Durante el año, el estrés del día a día puede afectarnos considerablemente a la calidad del sueño y, especialmente durante los meses de calor, saber cómo dormir mejor se convierte en una cuestión de vital importancia. De lo contrario, nuestro rendimiento y nuestras relaciones sociales se podrían verse afectados.

Las vacaciones nos ayudan a desconectar y desestresarnos pero hay que intentar mantener este estado de tranquilidad y paz durante todo el año en la medida de lo posible. ¿Cómo hacerlo? Vamos a verlo.

Cómo dormir mejor para evitar sufrir estrés o irritabilidad

En primer lugar, hay que tener en cuenta nuestros ritmos circadianos, es decir, los ritmos biológicos que regulan nuestro sueño o nuestra hambre, entre otros aspectos. Estos están muy relacionados con la luz y si quieres evitar alteraciones innecesarias en ellos, todo lo que tienes que hacer es buscar un sitio oscuro. Si, por alguna razón, tuvieses que dormir de día, recurre a un antifaz.

En cuanto a las últimas tecnologías, hay que tener en cuenta que también pueden afectar a estos ritmos biológicos. Estamos muy acostumbrados a dormir con el teléfono en la habitación pero esto es del todo desaconsejable. Como ya hemos dicho, regular la cantidad de luz durante la noche es muy importante y, como la pantalla de tu Smartphone tiende a encenderse de vez en cuando, es mejor que lo dejes en la sala de estar o en cualquier otro sitio de la casa.

En segundo lugar, es importante beber y comer antes de irse a dormir. De lo contrario, te despertarás a media noche por sed o por tener el estómago vacío. Cuida tu alimentación y cena ligero.

como dormir mejor y descansar

Asimismo, es importante acostarse tranquilo y relajado. Para ello, puedes recurrir a un libro o a una película pero trata de evitar ciertos géneros. Las historias fantásticas, de suspense o de miedo son del todo innecesarias pues podrían provocarte un estado de tensión tal que incluso podrías sufrir pesadillas durante la noche y despertarte. Es conveniente que recurras a comedias, novelas, historias basadas en hechos reales… Elige el género que más te guste pero evita estar en tensión antes de dormir.

Otro método al que puedes recurrir para dormir bien es la ducha. Darse un baño caliente en invierno o frío en verano puede ayudar a desconectar y, si encima decides utilizar velas aromáticas o incienso, todo tu cuerpo se invadirá de este aurea de paz.

Modifica tus hábitos para llegar a dormir mejor

Asimismo, hay que tener en cuenta la cantidad de horas de sueño. Los expertos indican que lo conveniente son ocho horas pero si duermes siete horas, no pasa nada. De hecho, es mejor quedarse corto que pasarse. Si duermes, por ejemplo, diez horas podrías sufrir insomnio a la noche siguiente y, en consecuencia, un día estarás muy descansado pero, al día siguiente, estarás de muy mal humor.

Relacionado también con las horas de sueño está el momento de irse a la cama. Lo mejor es que mantengas unos buenos hábitos de sueño y que, al menos entre semana, te habitúes a irte a dormir siempre a la misma hora. Si te tienes que levantar a las 7 de la mañana, vete a la cama a las 11 de la noche, lee un poco y apaga la luz. Si estás cansado, caerás rendido.

Pero, ¿cómo hacer que tu cuerpo esté lo suficientemente cansado como para caer en un profundo sueño nada más te metas en la cama? Apúntate a yoga, taichí o pilates y aprende a desconectar tu mente a la vez que trabajas tu cuerpo. Si, por el contrario, prefieres una actividad más intensa, prueba a salir a correr pero hazlo a primera hora de la mañana. De no ser así, activarás tu organismo y, en consecuencia, te costará conciliar el sueño.

Por último, tienes que cuidar la calidad de tu cama. El colchón se tiene que cambiar cada diez años y, puesto que es un desembolso que se hace cada mucho tiempo, vale la pena que inviertas en él. ¡Estás invirtiendo en tu calidad de vida! Dormir en un buen colchón es como dormir en una nube.

Como ves, saber cómo dormir mejor no es tan fácil como parece pues es un tema que se puede albergar desde diversos puntos. Trata de cuidar todos estos aspectos y seguro que, cuando te acostumbres, dormirás como una marmota.