Cómo limpiar el colchón de la mejor manera

El colchón es uno de esos artículos imprescindibles en cualquier hogar. En la actualidad existen colchones de diferentes materiales que van desde los más tradicionales de muelles, a los viscoelásticos por ejemplo.
Pero… ¿qué sabemos realmente acerca de la limpieza de nuestros colchones y la desinfección de los mismos?

Importancia de limpiar el colchón

Cuando hombres y mujeres hablan de la desinfección de la cama, muchos de ellos se limitan únicamente a meter las sábanas, mantas y colchas en las lavadoras. Sin embargo a la hora de eliminar bacterias, humedades y suciedad, ya sea en un dormitorio matrimonial o infantil, cabe hacerlo también en los colchones.
Es muy importante saber cómo limpiar un colchón puesto que, los ácaros acumulados en él se pueden contar por miles, incluso millones. A este respecto, cabe extremar las precauciones en aquellas personas que padecen de alergias o problemas respiratorios, ya que el moqueo, lagrimeo, el asma o los estornudos son algunos de los posibles efectos dañinos de esos pequeños arácnidos no perceptibles a la vista conocidos como ácaros.
Algunos especialistas incluso se aventuran en afirmar que ciertos trastornos relacionados con el sueño están relacionados con la falta de higiene en el colchón. También se achaca a la falta de limpieza de los colchones los dolores de cabeza.

Consejos útiles para limpiar el colchón

higiene del colchon

Todos somos conscientes de que la vida útil de nuestros colchones es de, aproximadamente, una década. A partir de este momento debemos proceder a la sustitución del mismo, sin dejar de lado en esos diez años la desinfección periódica de los mismos.
A continuación, algunos consejos acerca de cómo limpiar un colchón:
Lo primero, evidentemente es proceder a retirar las sábanas, mantas o colchas que haya sobre nuestro colchón. Llevarlas a la lavadora y con un lavado largo, un buen desinfectante y agua caliente proceder a su limpieza.
Acto seguido, llevamos el colchón a un lugar en donde pueda airear para ponernos a fondo con la limpieza.
Con unas gotas de aceite esencial de árbol de té y un vasito de bicarbonato haremos una mezcla que aplicaremos sobre nuestro colchón dejando que actúe un par de horas. Al rato verás como el bicarbonato comienza a hacer efecto y la suciedad queda adherida, de tal manera que podrá ser retirada con la ayuda de un aspirador de mano.
Si en la superficie hay alguna mancha difícil de tratar, la mezcla de bicarbonato de sodio con vinagre blanco lo dejará como nuevo.
Como habrás podido comprobar este pequeño truco casero te llevará apenas unos minutos y es de sencilla elaboración. ¡Ya no hay excusa para no decir adiós a los problemas respiratorios y de sueño!